Género Queer y No-binario



Sobre este blog  Equipo  Recursos   Preguntas    Envía tus colaboraciones

Anónimo ha dicho: Pero, aunque rebloguee muchas veces, mi reblogueo sólo sale la en la última vez que reblogueé. Es decir, de las notas desaparecen mis anteriores reblogueos y sólo se ve el último :( ¿no?

Hola,

Estoy viendo que parece ser así lo que comentas, en las notas desaparece pero les administradores del blog sí podemos ver en los registros de actividad quién ha reblogueado más veces.

Hablaré con el equipo para acordar una solución a cómo contear el número de reblogueo a la hora de elegirlo al azar, y os lo comentaremos.

Alix

Anónimo ha dicho: Cuanto más leo sobre género, menos clara tengo mi identidad. La gente me dice que debo aclararme de una vez. Pero yo estoy perfectamente sin saber qué soy. No sé si me siento agénero, pangénero, poligénero... No tengo ni idea acerca de mi identidad, ¡y no me importa estar así, me siento a gusto!

¡Eso es lo importante, anon! Las etiquetas deben ser algo que te haga sentir cómode, no unas paredes que te asfixien. Lo importante es que estés a gusto contigo misme.

- Leire.

Anónimo ha dicho: Hola, me gustaría que me diérais algunos consejos sobre cómo comentarle a mi madre que soy agénero. Temo que me diga que es una tontería o que una chica puede vestir como un chico sin dejar de ser mujer. Gracias y un saludo :)

Hola!

Verás, siempre que se trata de salir del armario en cuanto a ser de género no binario (o agénero como en tu caso), yo recomiendo en primer lugar evaluar si es seguro hacerlo. Necesitas comprobar primero la actitud de tu madre hacia las personas transgénero en general, para valorar si existe riesgo de que te eche de casa o te retire el soporte económico (en caso de que aún lo necesites).

Valora también tu seguridad emocional. A veces les p/madres nos sorprenden (para bien o para mal) y la reacción no es la que esperábamos. Tienes que pensar si estás preparade para la posibilidad de tener que vivir bajo presiones o comentarios negativos acerca de tu identidad.

Lo primero siempre eres tú y tu seguridad física y emocional, y no pasa nada si decides no contarlo.

Dicho eso, si decides decírselo, es buena idea lo que te decía al principio, comprobar primero que no sea tránsfoba. Mira si hay noticias de actualidad sobre temas transgénero y trata de contarle alguna y ver su reacción.

Luego yo intentaría expresarle que necesitas hablarle de algo muy importante para tí, que quieres pedirle que por favor te escuche con la mente abierta.

Puedes darle primero una explicación básica de que existen personas transgénero que no se sienten exactamente hombres o mujeres, y a partir de ahí decirle que estás segure de que eso es lo que te ocurre a tí. No titubees o alargues mucho la explicación, simplemente exprésale los puntos básicos: hay personas que no se sienten del género asignado al nacer, entre elles algunes tienen géneros que no son hombre o mujer, y tu eres una de esas personas y te consideras agénero.

Puedes explicarle si quieres cómo lo sabes, desde cuándo, y lo que desees contarle para que se haga una mejor idea y se ponga en tu lugar. Tú la conoces mejor y sabrás cómo encontrar formas de motivarla a empatizar y conectar contigo. Usar anécdotas o experiencias, de tu infancia o recientes, es una buena forma de que una madre vea el tema como algo concreto, real, y que afecta a su hije amade.

Luego puedes expresarle lo que ser agénero implica para tí (si quieres cambiar tu nombre, algo en tu cuerpo o tu estética o no) y lo que esperas y necesitas de ella (en cuanto a llamarte de otra forma, o no usar ciertas palabras o respetar tus cambios externos).

Sobretodo muestrate cariñose pero firme y segure de lo que quieres, y así será más probable que como mínimo intente entenderlo. Responde a sus dudas con calma, pero no olvides que tu vida y tu cuerpo son tuyas y mereces respeto y aceptación, incluso aunque sea tu familia (y con más razón precisamente por ser tu familia).

Espero que salga todo lo mejor posible y si necesitas algún consejo más no dudes en acudir a nosotres.

Alix

Anónimo ha dicho: Hola, quería saber si las veces que reblogueas el sorteo del binder influye en las posibilidades para ganar. Realmente, llevo necesitando un binder mucho tiempo, y no puedo comprarlo debido a mis padres xd Lo he visto una buena oportunidad :) Un saludo.

Hola!

Sí, cuantas más veces lo rebloguees más posibilidades tienes. El número de reblogueo ganador saldrá mediante una web de generación de números al azar, de modo que cuantos más de esos reblogueos sean tuyos, más posible será que el número corresponda a uno de ellos.

Te deseo mucha suerte, y si no te toca quiero que sepas que voy a preparar en breve un tutorial de cómo coserte tu propio binder de forma muy económica (lo tengo en inglés, pero me gustaría probar el método haciéndome uno para poder aconsejaros mejor).

Alix

Anónimo ha dicho: Holis :) Hoy estoy muy contenta porque creo que empiezo a entender más sobre mi identidad y quería compartirlo!! También os quería consultar algo: ¿Puedo utilizar el término 'bigénero' para indicar que me identifico con más de un género, en vez de solamente con dos? Quiero decir, de manera análoga a cómo la bisexualidad no se aplica únicamente a la atracción hacia 2 géneros, sino que puede darse hacia más. Muchas gracias. Qué tengáis un gran día!!!!!!!!!!!!

Buenos días, anónime.

Antes que nada, muchas felicidades por estar entendiendo más sobre tu identidad. Siempre es motivo de celebración ir conociéndose más a une misme.

Respecto a tu pregunta, es un poco lo que dijo Alix en una pregunta anterior: las etiquetas no son monolitos fijos e inamovibles, y puedes identificarte con ellas aunque tu definición no te corresponda al 100%. De todas formas, te informo de que también tienes etiquetas como ”poligénero”, que quizá podría ser más exacta. 

Un abrazo y que tengas un buen día tú también.

~Leire.

Anónimo ha dicho: Hola! Soy nueva en esto del transfeminismo, y quería comentarte una opinión que mantengo (si crees que es incorrecta, dímelo, pues es algo confuso para mí^^). Creo que solo deberíamos hablar de género, y no de sexo. Que no se debería dar un nombre a cosas como los pechos, los genitales, agrupación de cromosomas, etc... Simplemente llamarlos, por ejemplo, en vez de sexo femenino y sexo masculino, vagina y pene. Un saludo ^^

¡Hola! El hablar del sexo es necesario desde el momento en que se habla de sexo masculino y sexo femenino como algo natural, que existe por sí fuera de las convenciones humanas. Por este motivo se ha de cambiar esa concepción cissexista que se promueve a cada minuto e impregna la sociedad. No hablar de ello es, para mí, como decir que no hay que hablar de género porque todes somos personas.

-Melok.

Traducción: “Es hora de que las personas dejen de usar la construcción social del “sexo biológico” para defender su transmisoginia.

Una y otra vez, transmisógines y transfóbiques vuelven a la antigua excusa de que elles simplemente se alzan en defensa de la realidad del “sexo biológico” cuando elles arrojan su ignorancia y odio. Elles dicen que no importa lo que una mujer trans haga, no importa lo que ella cree, ella es realmente un hombre. Otres ceden ante el hecho de que las mujeres trans son mujeres, pero paran ahí y dicen que “el género es lo que está entre tus orejas, el sexo lo que está entre tus piernas” y por lo tanto las mujeres trans son todavía hombres. Aunque esta es una idea popular, está basada en una mala interpretación de la biología, construcciones sociales y anatomía, y tiene que parar.

Gran parte de este mal uso de la idea de “sexo biológico” desafortunadamente ha sido centrado sobre las discusiones de activistas y la actriz de “Orange is the New Black”, Laverne Cox. Cox recientemente se ha convertido en la primera persona trans reconocida (Chelsea Manning estaba en el armario antes de salir) en estar en la cubierta de “Time Magazine”. Sin embargo, dentro de la revista, Time dice que una forma fácil de ganar cierto entendimiento de las personas trans es darse cuenta de que el género y el sexo son dos cosas diferentes. Elles dicen que “el sexo es biológico, determinado por la anatomía del recién nacido” y entonces siguen llamando a las mujeres trans “hombres biológicos” y a los hombres trans “mujeres biológicas”.

Están intentando ser buenes aliades, explicando lo que muches ven como un tema complicado, pero lo que están verdaderamente haciendo es usar una simple y caduca mala interpretación de la biología para perpetuar algunas ideas muy peligrosas sobre las mujeres trans. Este tipo de diálogo permite a la gente pensar que están haciendo un servicio a las personas trans, cuando realmente continúan viéndolas como algo distinto a “mujeres reales”.

Otro artículo sobre Cox salió al mismo tiempo. Éste, sin embargo, fue muy directo al usar lo que su autor piensa que es una buena comprensión de la biología para afirmar que las mujeres trans no son mujeres en absoluto. Escrito por Kevin D. Williamson para National Review [1] y más tarde republicado por el Chicago Sun-Times [2] (quien entonces lo removió y publicó una disculpa), este artículo es llamado “Laverne Cox no es una mujer” y agresivamente usa la completa mala interpretación de “sexo biológico” de Williamson (y sí, estoy usando comillas irónicas a propósito) para anular el género, no sólo de Cox, sino a todas las personas trans. Él dice que necesitamos prestar atención a la “realidad biológica” del sexo en lugar del mundo ilusorio en el que las personas trans viven.

En el artículo, Williamson dice que (preparaos para algo de extrema ignorancia y odio aquí) estamos experimentando un nuevo fenómeno transgénero, uno donde hemos perdido la comprensión de la realidad. Dice que tenemos una “obsesión con vigilar el lenguaje (que está basado) en la teoría de que el lenguaje místicamente moldea la realidad…” Sin embargo, simplemente porque decimos que las mujeres trans son mujeres, eso, de acuerdo con él, no cambia el hecho de que son hombres.

En su lugar llama a Cox “una efigie de una mujer”, basado en su creencia de que el sexo es una realidad biológico y “no está subordinada a impresiones subjetivas…” Añade que “ninguna inyección hormonal o mutilación quirúrgica es suficiente para cambiar esto”. Parece creer que el sexo como lo describimos es una cosa que simplemente existe, que una clara, indefendible y binaria definición del sexo sólo brota de la naturaleza. Desafortunadamente, Williamson no está solo en este tipo de retórica. Hay realmente un amplio grupo de personas, algunas “aliadas”, algunas legisladoras y algunas sólo completamente intolerantes que se reúnen detrás de la idea de usar la construcción social del “sexo biológico” para anular el género de las mujeres trans.

A lo que personas como Williamson quieren aferrarse sobre todo es a la idea de que el sexo es una realidad biológica, universal e inmutable que es por lo tanto fácil de categorizar. Aunque muches tienen la intención de llamar a las mujeres trans “mujeres” (o específicamente “mujeres trans” o “transmujeres” o incluso “mujeres macho”), elles dicen que eso es simplemente su género. Argumentan que el género es cultural y que el sexo es un hecho biológico invariable, y que por lo tanto su sexo es todavía masculino. Esto es usado para respaldar los espacios de “mujeres nacidas mujeres”, crear miedo en torno a los llamados “proyectos de ley de baños”,  vetar a las mujeres trans de competir en deportes de mujeres e incluso defender la violencia contra las mujeres trans.

Desde que el “sexo biológico” es realmente un constructo social, aquélles que dicen que no lo es a menudo tienen que discutir sobre lo que conlleva. Algunes dicen que está basado en los cromosomas (de los cuales hay muchas combinaciones que no son XX/XY, además de diversidad entre las personas con cromosomas XY), otres dicen que son los genitales o gónadas (al nacer o en el momento en el que estás hablando), otres dicen que son los niveles hormonales (los cuales varían ampliamente y pueden ser manipulados), aún otres dicen que son las características sexuales secundarias como la apariencia de los pechos, el vello corporal y la masa muscular (los cuales varían incluso más). Algunes dicen que es una combinación de todos ellos. Ahora, esto crea un problema enorme, ya que los órganos sexuales, las características sexuales secundarias y los niveles hormonales no están cerca en ningún momento de ser universal para todos los hombres o mujeres, machos o hembras.

Aquélles que afirman que el sexo está determinado por los cromosomas no deben darse cuenta de que el sexo es asignado al nacer no por los cromosomas, no incluso por las gónadas, sino por los genitales. De hecho, la inmensa mayoría de nosotres nunca aprendemos cuáles son nuestros cromosomas sexuales. El sexo no es algo con lo que nacemos realmente, es algo que les médiques o nuestres progenitores nos asignan al nacer. Así que si el sexo está determinado por los genitales, deben ser claramente binarios e inalterables, ¿verdad? Error. Los genitales pueden ser ambiguos al nacer y muchas personas trans se someten a la intervención de “confirmación del género” para cambiarlos. Ni los cromosomas ni los genitales son binarios en la forma que les defensores del “sexo biológico” afirman que son, y la amplia mayoría de medidas por las cuáles juzgamos el sexo son  muy volubles.

Es muy raro que coloquemos tanta importancia en una suposición que les médiques hacen cuando nacemos. ¿Une médique me echó un vistazo en el momento que nací y se supone que determina qué baño uso, qué deportes juego o cualquier cosa más sobre mi actual vida? Nosotres no contenemos a les adultes a esas normas en otros aspectos de sus vidas, así que ¿por qué lo hacemos con esta?

Mientras que es verdad que el género y el sexo son cosas diferentes, y que el género es ciertamente un constructo social, el sexo no es la realidad biológica definitiva que les transfóbiques fingen que es. No hay nada masculino por naturaleza en los coromosomas XY, testosterona, vello corporal, masa muscular o penes. Si una civilización extraterrestre encontrara la Tierra, no mirarían a una persona con pene y dirían “oh, esta persona debe ser un macho, el sexo basado en los genitales es la única constante universal”. El sexo, como el género, está de hecho construido socialmente y puede ser cambiado.

Si el sexo no es la constante universal todopoderosa que algunas personas creen que es, ¿por qué se le coloca tanta importancia? La respuesta fácil es que les da una excusar para invalidar el género de las personas trans y excluirlas, específicamente a las mujeres trans. Elles pueden hacer como que simplemente se ponen en pie por la ciencia, pero realmente sólo dicen que las mujeres trans no son mujeres por completo y que los hombres trans no son completamente hombres. Las personas deben empezar a saber lo que es el sexo y lo que son los constructos sociales. Las personas deben dejar de usar incorrectamente la biología y difundir ignorancia y la confusión. Las personas deben dejar de buscar excusas para su intolerancia transfóbica. Todo esto debe parar y deber parar ahora.

Original.



[1] Revista política bimensual de tendencia conservadora.

[2] Diario de tendencia liberal.

Anónimo ha dicho: ¿Es posible sentirse del género opuesto al que te asignaron al nacer sin tener disforia hacia tu cuerpo?

¡Por supuesto! La disforia no es ningún requisito que se ha de cumplir para ser trans. Así que puedes haber sido designade hombre o mujer al nacer y tener un género distinto al asignado sin tener disforia. Como apunte, no hay un género opuesto al nacer, porque eso implicaría que sólo existiesen dos, y los géneros se cuentan por decenas, como poco.

-Melok.

¡Recordad el sorteo del binder, amigues!

A falta de poco más de dos semanas para sortear un binder (con algo de uso pero en perfecto estado) entre les seguidores de Nobinario aún tenemos poques participantes.

Por ello quiero recordaros que tenéis hasta este día 31 a medianoche para entrar en el sorteo mediante reblogueo del siguiente post (que también contiene los detalles sobre tallaje, envío postal, etc):

SORTEO DE BINDER GRATIS

(Los reblogueos del presente post no cuentan para el sorteo, SÓLO los del enlace original que acabo de poner).

¡Mucha suerte en el sorteo!

Anónimo ha dicho: Hola. El otro día descubrí que me atraía una persona de aspecto/presentación femenina, y luego descubrí que se trataba de un chico transgénero... ¿Me puedo seguir considerando bollera? En realidad considero que soy lesbiana porque me atraen casi siempre las personas femeninas, más allá de su género. ¿Es eso correcto? Gracias por vuestro tiempo

Hola!

Las orientaciones sexuales son básicamente etiquetas sociales para declararte a ti misma y a otres cuál es tu tendencia mayoritaria de atracción sexual y/o romántica. Como tal, ninguna etiqueta se propone definir quiénes te atraen el 100% del tiempo, tu las eliges y te nombras así porque te son útiles para comprenderte a tí misma y comunicar a otres “suele gustarme gente que tiene X identidad de género”. Si sientes que una atracción ocasional (o incluso una relación, ya sea esporádica o prolongada) no es suficiente para redefinir toda tu sexualidad y prefieres mantener tu etiqueta, nadie te puede obligar a cambiarla.

Sin embargo, ya que mencionas que te atraen personas de otros géneros mientras sean femeninas, creo que etiquetas como “polisexual”, “queer” (también es una etiqueta de sexualidad), o “bisexual” (que en realidad significa “atracción hacia tu mismo género Y otro/s”, no tienen porqué ser binarios) definen mejor tu rango de atracciones que “lesbiana” (que es una etiqueta monosexual, esto es, atracción hacia un solo género).

Esto por supuesto no te lo digo porque “tengas que” cambiar tu etiqueta (nadie tiene porqué cuestionarse su etiqueta por lo que digan otras personas) sino como información general en caso de que quieras conocer otras posibilidades que puedes elegir para describir tus atracciones.

Espero haberte ayudado y si tienes más dudas estamos aquí para ti.

Alix