Género Queer y No-binario



Sobre este blog  Equipo  Recursos   Preguntas    Envía tus colaboraciones

Respuesta a une amigue bigénero

Escribí una respuesta para una persona bigénero que me preguntaba qué pronombre usar y si mantener su nombre asignado, ya que le habían preguntado cómo nombrarle. La app del móvil me borró la pregunta, pero por suerte había copiado la respuesta:

Realmente depende de cómo te sientas; por suerte no hay ninguna norma escrita en piedra ni nada similar… La identidad y la conducta son dos cosas distintas, y al igual que existe gente cis que muestra roles y conductas de género distintas y se sigue considerando cis (como por ejemplo los hombres gays femeninos que se pintan, se hablan en femenino, pero mantienen identidad de hombre), pues entre las personas no binarias ocurre algo parecido y muchas veces alternamos los pronombres, usamos uno distinto según el entorno o nuestra fluidez, o incluso mantenemos el que nos asignaron porque no nos incomoda tanto.

Al final todo depende de cómo te sientas mejor; siendo bigénero puede ocurrir que uno de los pronombres binarios coincida con uno de tus géneros y por eso sientas que es “verdad” en parte, o puede que las dos opciones binarias te incomoden por igual porque sientas que invisibilizan uno de tus géneros (o ambos, si los dos fuesen no binarios).

Lo mismo pasa con el nombre, la cuestión no es si “da igual” que usen tu nombre asignado, es si a tí te incomoda que lo usen.

Personalmente, fui usando diferentes apodos en mi vida porque sentía que mi nombre asignado no me gustaba, hasta que me puse a mirar listas de nombres y me di cuenta de que en realidad ningún nombre femenino me gustaba para mí, y por fin elegí uno completamente unisex.

También conozco casos de lo contrario, personas no binarias que usan su nombre y pronombres asignados porque no les incomoda, porque se sentirían rares cambiando despues de tantos años, o por cualquier otro motivo, y eso no invalida sus auténticos géneros.

Creo que en general siempre es buena idea que pensemos menos en si “se puede” hacer algo o no, y pensar más en “¿cómo me siento realmente con esto?”, y poco a poco encontramos las respuestas.

En tu caso, ya que estás decidiendo una opción, te aconsejaría probar alternativas. Podrías tener “conversaciones” imaginarias con distintos nombres y pronombres, o pedirle a una persona de confianza que te hable con otros géneros gramaticales por un rato o incluso un día entero, y ves como te sientes con cada cosa. Y recuerda que, elijas lo que elijas, siempre puedes cambiarlo más adelante. Lo importante es tu bienestar y que no tengas que sufrir más disforia de la que ya nos toca aguantar de por sí.

Espero haberte ayudado un poquito, y si tienes más dudas eres bienvenide a preguntar todo lo que quieras.

Alix

Anónimo preguntó: Me gustaría salir del armario. ¿Tienes algún consejo?

Sin conocer tus circunstancias sólo puedo darte unos consejos generales, que serían estos:

Lo más importante es que valores los peligros que puede haber para tu seguridad física y mental. Salir del armario siempre es un riesgo, más en temas de género (y sobretodo para las mujeres trans y personas transfemeninas). Puede ocurrir que las personas que más abiertas de mente creías luego no lo sean tanto cuando se trate de tí. Valora la posibilidad de que te echen de casa o pierdas tu fuente de ingresos, y si con todo decides salir del armario, ten preparado un plan por si sucediese alguna de estas cosas.

Es buena idea que primero pongas a las personas a prueba comentando noticias de actualidad sobre temas transgénero y estudiando sus reacciones, aunque esto no es garantía de cómo reaccionarán contigo.

En nuestro caso concreto como no binaries, es bastante probable que su reacción sea invalidar tu género (“eso no existe”, “sólo eres una mujer/hombre un poco peculiar”, etc), por lo que debes preparar lo que les dirás para no dejar lugar a esta reacción, y valorar las consecuencias que ello pueda tener en tus niveles de disforia física/social y en la relación que tengas con esa persona.

Si con todo decides salir del armario ante una o varias personas (no es tu obligación salir a la vez ante todo el mundo), es bueno que prepares una explicación sencilla y la expreses con seguridad en tí misme.

Sería bueno ir de lo general a lo particular. Podrías empezar declarando que eres transgénero, esto es, que tu género no es el mismo que te asignaron al nacer y con el que te perciben actualmente. Luego puedes explicar que dentro del abanico del transgenerismo existen otras identidades además de mujer u hombre, es decir, identidades de género no binario, y que es ahí donde tú te ubicas. Por último puedes expresarles cuál es tu identidad concreta (intergénero/bigénero/fluido/géneroqueer/agénero/andrógine/etc) y lo que eso supone para tí (“no me siento a gusto si esperan que sea femenina/masculino”, “no me gusta que me digan señor/señorita”, etc). Hacerlo así es importante porque el concepto de ser transgénero sí es conocido, mientras que términos como “queer”, “queergénero” o “generoqueer” no lo son tanto y pueden llevar a la persona a cerrar su mente pensando que les hablas de algo “extravagante”.

A continuación lo más importante es que expreses lo que esperas de esa persona, cómo DEBEN tratarte (“quiero que me hables en femenino/masculino/neutro”, “quiero que me llames por este nombre”, “no quiero que me digas chico/chica”, etc). Sé concrete con lo que necesitas y exprésalo con seguridad, sin que parezca que te disculpas por ello. Tienes derecho a hacer respetar tus necesidades, y tienes derecho a decidir con quiénes tendrás una cierta paciencia y hasta qué punto. Una cosa es que cometan errores al principio porque les cueste romper la costumbre de verte como antes, y otra muy distinta que ni lo intenten.

Estate preparade también para preguntas invasivas o incómodas. No tienes porqué explicar nada que te incomode, en especial preguntas sobre hormonas o cirugías. En ese caso un simple “no me siento cómode hablando de temas relacionados con mi disforia física” deberá servirles de respuesta.

Espero que esta guía general te sirva para organizar tus propias ideas en relación a tu caso personal. Si necesitas consejo más concreto puedes pedirme que hablemos en privado si quieres (tendrías que usar tu cuenta real para que te pueda contestar, pero te bastaría con pedirme que no publique la respuesta en el blog).

Alix.

Reblogueado desde angrywocunited

"Un buen número de personas a las que la comunidad trans les es familiar puede que hayan oído hablar de las hijras, un concepto de género que existe en el sur de Asia.

Mucha gente, habitualmente personas trans blancas, han llamado trans a las hijras o las clasifican bajo la etiqueta “trans”. Independientemente de su intención, tomar la epistemología de “trans” y aplicársela a la realidad hijra puede ser visto como opresión o como acto de colonialismo.

Las hijra son hijra. Ése es su nombre. A menos que una persona hijra se identifique específicamente como transgénero o trans, aplicar nuestros propios conceptos de género y sexualidad construidos en nuestras culturas blancas supremacistas a personas que están fuera de este marco epistemológico es redefinirlas en nuestros propios términos para nuestro propio beneficio.

Otro ejemplo de esto es el concepto norteamericano/canadiense indígena o nativo de “doble espíritu” que es en y por sí mismo un término paraguas para múltiples conceptos tribales de tercer género o roles de género mixtos.

Esta definición no sólo varía de tribu a tribu, sino que en muchos casos aplicarle el propio concepto blanco del género a personas doble espíritu se vuelve, una vez más, un acto de opresión y colonización. Especialmente cuando, sin tener ninguna ascendencia nativa o haberse ubicado dentro de una cultura nativa, las personas blancas adoptan el término identitario de “doble espíritu”“.

A great many people familiar with the trans* community may have heard of hijras, a concept of gender that exists within South Asia. A great many usually white trans* people have called hijra’s “trans*” or put them under the trans* label. Regardless of their intention, to take the epistemology of “trans*” and apply it to something like the hijra can be seen as an oppressive or colonising act. The hijra are hijra. That is their name. Unless a hijra specifically identifies as transgender or trans*, applying our own concepts of gender and sexuality constructed within white supremacist cultures to people outside of our epistemological framework is redefining them on our own terms for our own benefit. Another instance of where this occurs is within the American/Canadian indigenous or native concept of two spirit, which is in and of itself an umbrella term for multiple tribal concepts of third or mixed gender roles. The definition not only differs from tribe to tribe, but in many cases applying the white concept of gender toward two spirit people, again, becomes an act of oppression and colonisation. Especially when, without any indigenous or native background, white people adopt the identification mantle of “two spirit”.

Boldlygo, Gender Abolition as Colonisation: Defining “Gender” (via angrywomenofcolorunited)

(vía angrywocunited)

Reblogueado desde accidentalbear
Fotos de David Hawe, “Grandes rizos”, serie sobre hombres peludos con peinados hiper-grandes.
kombateordie:

accidentalbear:

(via Toronto, Ontario: “Big Locks” Photographer David Hawe Captures Fuzzy Men in Larger Than Life Hair)

W O W

Fotos de David Hawe, “Grandes rizos”, serie sobre hombres peludos con peinados hiper-grandes.

kombateordie:

accidentalbear:

(via Toronto, Ontario: “Big Locks” Photographer David Hawe Captures Fuzzy Men in Larger Than Life Hair)

W O W

(vía rileykonor)

Reblogueado desde qualr
Mykki Blanco, rapere, para la portada de “Next”. 
queerandladyrap:

Mykki Blanco graces the cover of “Next”

Mykki Blanco, rapere, para la portada de “Next”. 

queerandladyrap:

Mykki Blanco graces the cover of “Next”

(Fuente: qualr, vía )

Aviso a les amigues de Nobinario:

Mi pc estará en reparación durante aproximadamente dos semanas (si todo va bien), por lo que habrá una pequeña pausa en lo que se refiere a posts nuevos. He dejado algunos posts encolados para que la ausencia no se note tanto. 

Me conectaré a Tumblr a menudo mediante la app para móvil, de modo que podéis seguir enviando preguntas, las leeré y las responderé en la medida de lo posible, ya que al navegar por móvil no resulta sencillo buscar y pegar referencias de otras webs. Las preguntas que no pueda contestar con móvil (porque necesiten investigación, añadir enlaces, etc) quedarán guardadas y las contestaré tan pronto como tenga el pc otra vez. 

Espero que la reparación dure lo menos posible y que el blog pueda volver a funcionar al 100% cuanto antes, mientras tanto no olvidéis que sigo a vuestra disposición. 

Saludos, 

Alix.

Reblogueado desde laboratoryequipment
Las personas del Neolítico no tenían roles de género definidos
"La humanidad moderna debería tomar ejemplo de sus más lúcides y compasives antepasades de la Edad de Piedra, de acuerdo a una arqueóloga de la Universidad de Manchester, Karina Croucher, que ha estudiado los restos enterrados de personas que vivieron entre 7.500 a 10.000 años atrás, a lo largo de Oriente Medio. Croucher nos dice que la visión estereotipada de cómo vivían hombres ymujeres del Neolítico está equivocada. 
Argumenta que era normal para hombres así como mujeres el mostrar compasión unes por otres, y que el género no estaba tan claramente definido. La investigadora expone en un nuevo libro, publicado por la imprenta de la Universidad de Oxford, que el prejuicio masculino en el área de la arqueología ha distorsionado nuestro entendimiento de cómo vivían los pueblos antiguos”.
Fuente (en inglés): 
http://www.laboratoryequipment.com/news/2012/08/neolithic-people-didn%E2%80%99t-have-defined-gender-roles
 

Las personas del Neolítico no tenían roles de género definidos

"La humanidad moderna debería tomar ejemplo de sus más lúcides y compasives antepasades de la Edad de Piedra, de acuerdo a una arqueóloga de la Universidad de Manchester, Karina Croucher, que ha estudiado los restos enterrados de personas que vivieron entre 7.500 a 10.000 años atrás, a lo largo de Oriente Medio. Croucher nos dice que la visión estereotipada de cómo vivían hombres ymujeres del Neolítico está equivocada. 

Argumenta que era normal para hombres así como mujeres el mostrar compasión unes por otres, y que el género no estaba tan claramente definido. La investigadora expone en un nuevo libro, publicado por la imprenta de la Universidad de Oxford, que el prejuicio masculino en el área de la arqueología ha distorsionado nuestro entendimiento de cómo vivían los pueblos antiguos”.

Fuente (en inglés): 

http://www.laboratoryequipment.com/news/2012/08/neolithic-people-didn%E2%80%99t-have-defined-gender-roles

 

(vía all-proper-tea-is-theft)